Avatar Pacífico

Errante

Errante
Dibujo de Manuel Valera

mercredi 25 juillet 2007

Tristeza

Una tristeza. Algo que se forma en la garganta, un nudo que hace que el paso de la saliva sea muy difícil. Ganas de llorar. Un pequeño temblor en el cuerpo, los ojos cargados al borde de la desesperanza. Un reloj, una imagen borrosa, y la brisa leve que conoce la tristeza de los hombres.

4 commentaires:

Mauricio a dit…

A propósito de tristeza y melancolía...Confesión de Marta Gómez: ver vídeo en YouTube

Vengo de una tierra
que le sobra corazón y voluntad
Sueño con el día
en que le sobre la razón para cantar.

Tengo dos pretextos que me esperan
Para regalarme su mirada
Tengo cada vez más recompenzas
Tengo cada vez menos palabras.

Vengo de un país,
de una región que está embrujada
Por los indios que se niegan
a alejarse de su raza.

Llevo veinte años
aprendiendo a valorarla
Y en los tiempos de mi infancia
Parecía tener más magia.

Tengo mil pretextos que me esperan
Para regalarme su mirada
Tengo cada vez más recompenzas
Tengo cada vez menos palabras.

Tengo un corazón
que no se cansa de extrañarla
Tantos sueños y esperanzas
que se quedan en el alma.

Tengo a un país
atravesado en la garganta
Que no deja que me vaya
acostumbrando a la distancia…

Vengo de una tierra
que le sobra corazón y voluntad.

Dedicated to Colombia.1999 (bambuco)

Elo Flack a dit…

Ay si, la tristeza. A mi ese sentimiento me descubre cuando menos lo espero. Lo bueno es que me dura poco... espero que a vos también Rafa. Ve Rafa(vos que conoces) y
París es triste ?

Luis Manuel a dit…

Nunca he tenido la oportunidad de estar lejos de mi pais, pero la tristeza nos acaricia bajo cualquier condicion, nos besa en la boca, algunas veces se vuelve tan intima y deliciosa que se vuelve un deseo y un ingrediente poderoso de creaciones.

Suerte Rafita...a mi tambien me visita esa misteriosa dama.

Anonyme a dit…

No he sentido tristeza más grande que la de vivir en Colombia...lástima que hayan tantos problemas sociales, sino fuera así, estoy seguro que viviríamos en el mejor país del mundo.